Todos contamos historias cuando el día termina y la noche cae. Acercaros al fuego y veamos que pasa en tal dulce encuentro. Que las historias fluyan, el tiempo se pare y la imaginación eleve nuestros corazones al cielo

jueves, 25 de febrero de 2010

10) La felicidad

Curioso como cuando uno escribe suele ser movido por la tristeza o añoranza. Alguién me dijo que todo lo que escribía tenia un tono triste y se me ocurrió escribir esto.
¿Que cosas me hacen feliz?

- Cuando sientes el sol en la cara, mientras el viento sopla en tus oídos.
- Con las manos metidas en tierra, sintiendo el arañazo de las piedras, mientras un nuevo árbol crece.
- Al sentir el calor de un niño pequeño, y ver como sonríe cuando juegas con él.
- Superar un problema, solucionar una dificultad.
- Cuando después de mucho tiempo, por fin terminas un relato y ves como transmite a los demás lo que tu querías.
- Cuando un amigo se acuerda de ti y te llama sin motivo.
- Al ver como un amigo te ve a lo lejos en la multitud y te saluda sonriendo.
- Sintiendo la velocidad y el control al llevar tu coche por la carretera.
- En un día de viento en la playa, peleándote y jugando con las olas.
- El vuelo de un halcón, la sensación de libertad.
- Al ver como el sol brilla en las hojas de los arboles, y como el olor de la vida llena el ambiente.
- Conoces a alguién y sientes que sereis amigos de por vida.
- Al sentir el temblor de los relámpagos en la piel, mientras que la lluvia cae.
- Cuando te abrazan por detrás y tu chica te dice "te quiero".
- Al despertarte con tu pareja y pensar, "que guapa esta con los pelos revueltos".
- Cuando dices te amo y lo sientes por todos tus poros.
- Sólo con verla sonreír, escuchar su dulce voz, sentir su calor sobre mi pecho, ¿cómo no ser tan feliz?.
- Te amo. Como dos palabras tan sencillas producen tanta felicidad?.
- Terminando un trabajo, cansado pero bien hecho.
- Sentado en la hierba, observando el movimiento de las estrellas en la fria noche.
- Al llegar al final de la fase que tanto y tanto te ha costado.
- Cuando vences al malo después de múltiples dificultades.
- Durante una partida de rol, cuando la interpretación es tan intensa que casi te cuesta volver a la normalidad.
- Cuando los amigos decimos tantas tonterías que casi nos desmayamos de la risa.
- Al correr y notar el dolor del cansancio en los pulmones y en los músculos y luego te paras y respiras tranquilamente.
- Durante un entrenamiento, cuando sientes como la espada es parte de ti y tu maestro te ha machacado antes de que te des cuenta.
- Mientras enseñas a alguien y ese alguien te enseña a ti.
- Flotando en el mar y sintiendo el frio del agua y el sabor de la sal en la boca.

Faltan muchas cosas, ya las iré apuntando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada